ECUADOR

Chocó Andino: un paraíso natural al noroccidente de Quito

El Chocó Andino, declarado como Reserva de Biósfera de Ecuador, es un destino con una extensión de 286.805,534 he. ideal para turistas nacionales y extranjeros.

El 25 de julio de 2018 la Unesco declaró al Chocó Andino de Pichincha como Reserva de Biósfera de Ecuador. De esta manera el destino se convirtió en la séptima reserva del país. A tan solo 45 minutos de Quito, al noroccidente, se encuentra este paraíso natural de la tierra. El sitio se ubica en Quito, San Miguel de los Bancos y Pedro Vicente Maldonado, entre las alturas de 360 y 4.480 metros sobre el nivel del mar. Es un área protegida de abundante flora y fauna y un entorno de naturaleza exuberante y con innumerables aves que con sus silbidos encantan. La región se ha convertido en el principal portal del ecoturismo de Ecuador. Debido a su proximidad a Quito, su fauna formidable y variedad de especies, espectaculares paisajes y gran diversidad. Además, comunidades cercanas como Nono y las ruinas precolombinas de Tulipe, convierten al Chocó Andino en un destino verdaderamente especial.

Embed

Visitas imperdibles en el Chocó Andino:

La Reserva Geobotánica Pululahua. Es uno de los pocos cráteres en el mundo donde habita gente, es un entorno mágico que es propicio para practicar deportes de aventura y observación de naturaleza. La sola perspectiva desde el Mirador del Cráter de Pululahua es algo que llama la atención de los visitantes, por el movimiento de las nubes. En segundos es posible tener una visión maravillosa al cráter y segundos después la neblina impide mirar el paisaje.

Maquipucuna. La Reserva de Maquipucuna es un lugar para aventureros, aficionados de las aves y amantes de la naturaleza. Abarca alrededor de 5.000 he. de reserva privada alrededor de su lodge y 14 mil ha. de área de conservación complementaria.

Santa Lucía. Muchos visitantes buscan ‘autenticidad’ cuando viajan. En Santa Lucía, que es propiedad y está dirigida por personas locales, se ofrece eso. El ecoturismo responsable vincula los objetivos conjuntos de la Cooperativa Santa Lucía de proteger la reserva del bosque nublado y proporcionar un ingreso sostenible para sus miembros.

Temas relacionados

Deja tu comentario